domingo, enero 06, 2008

Gracias Totales!

Amigos todos:

Hoy para mí es una fecha difícil e importante. Me voy. Luego de casi dos años de blogger he decidido, tras una dificil evaluación, colgar los teclados.

Principalmente porque es el cierre de un ciclo. Catársis nació en una época muy dura para mí, en todo sentido. Entonces sufría con la china y tenía cuchucientos problemas laborales más, que afortunadamente hoy ya no forman parte de mi agenda (aunque no dejan de ser temas de mi interés en general).

Luego, expuse públicamente algunos problemas familiares, que son parte de la psique más profunda de mi ser, y que obviamente son las causas principales de mi necesidad de encontrar un punto de fuga.

Además compartí algunos romances que acompañaron una época “movida” de mi historia. Vaya! Si he dicho hasta el cansancio que no soy (ni seré) Santa Catarsis de los Bloggers. Por Dios!!! Me metí con mi primo, que además era mucho menor que yo; y luego empecé a salir con mi marinovio proactivo, que era incluso menor que mi primo. Plop! Sin contar los affairs con los ojiverdes compañeros de trabajo.

También compartí las historias de amor, con todos los conflictos que me causaron: el amor de mi vida, el autor de mi mejor 14 de febrero, y aunque no quisiera aceptarlo, la rana.

He escrito con casi todos los tonos: ilusionada, confusa, desconcertada, satisfecha, enamorada, arrepentida, enojada, histérica, triste, melancólica, angustiada, asustada, feliz, decepcionada, reflexiva, impulsiva, desenfadada, indignada, supersticiosa, malhumorada, maternal, tierna, confiada, traidora, infiel, esperanzada, cómplice, agradecida y últimamente estresada. Todo con su toque de sinceridad total y absoluta.

Ustedes han sido testigos de lo complicado de una evolución hacia la Catársis de ahora, que casi ha soltado sus peores tormentos (incluso los más feos) y cumplió su objetivo: me siento liberada, de verdad.

Quiero darles las gracias por leerme, por ayudarme con sus palabras, sus opiniones, su empatía, su solidaridad, sus suspicacias, sus historias. De verdad fueron de gran ayuda todo este tiempo.

Pero es tiempo de que Catarsis se vaya, porque en realidad ya no está. La que queda cambió, creció, se movió (física, mental y emocionalmente) y ahora debe contar sus historias desde otra realidad.

Hasta siempre. Que tengan un maravilloso 2008.


10 comentarios:

girasolesyculebras dijo...

¡¡¡Alas y muy buenos vientos mi querida Catársis!!!. Nos encontramos por allí.

Raulín Raulón... dijo...

Gracias por todo! Y eso que llegué algo tarde.

No olvides visitar tu vieja casa de cuando en vez.

darling dijo...

Si es para mejor, así sea. Mis mejores deseos para ti.

Cys dijo...

Me alegra y mucha suerte!
(pero no borres el blog pues, déjalo aquí no más)

Catársis dijo...

(Sabía que me tenía que caer de la cama, jaja)Gracias por sus buenos deseos, definitivamente es para mejor.

Visitaré la casa mientras exista, no pienso derrumbarla por ahora. Más adelante no sé.

Un beso a todos.

Chalo dijo...

Permíteme dudar de la fatalidad de la despedida. Por ahora.

Imberbe_Muchacho dijo...

un abrazo de despedida y espero (e intuyo) que regreses pronto, convertida en otra tal vez, pero Catarsis al fin y al cabo

abrazos

Analía dijo...

no te vayas, mamá!!!
(me siento marco)
no, pues q te digo, melcocha: ya lo sabía!!!
jeje

Angieypunto dijo...

Tu te vas y yo vuelvo. Cierra el ciclo, luego tal vez te animes a mirar la orilla de nuevo.

Abrazote!

Mu dijo...

es bueno saber cuando cerrar.

yo recien paso por acá, pero vale el good bye.